ENTRE OLIGARQUÍAS, ALGO LLAMADO EL PUEBLO CUBANO

Nuestra Patria es la Humanidad, por eso creemos que —como tal— no combina ni con "y", ni con "o".
Alguien dirá que soñamos demasiado, porque nos atrevemos a imaginar a Cuba como un archipiélago en el mapa de un planeta situado en el pasado mañana. Entonces, responderemos que para siquiera pensar en un futuro, necesitamos mínimos de libertad, equidad y justicia, y los necesitamos YA.

PARA UNA CARTA MÍNIMA DE LIBERTADES:

1. #PatriaEsHumanidad. Exigimos #LibertadParaTodxs quienes están en prisión por ser parte de la explosión social del 11 de julio (provocada por una política económica excluyente y fallida), #SinJuiciosNiCastigos, con sobreseimiento de todas las causas judiciales. ¡A sus casas, ya!

2. No podemos ser libres, si al mismo tiempo no luchamos contra toda explotación económica, contra toda indignidad social recayendo sobre identidades personales, incluyendo las que dependen del género, del territorio y de la racialización, y contra toda depredación ecológica.

3. Ante la situación que vive el pueblo de Cuba, no puede ser legítima ninguna fuerza política —venga en nombre de la "Revolución" o de la "Democracia"— que no mantenga como mínimas las garantías de:
-servicio de salud de acceso universal y equitativo para cada quien que lo necesite;
-educación, universal y equitativa, hasta el nivel universitario, con estipendios que aseguren el nivel mínimo de vida a estudiantes que lo necesiten;
-garantía universal de que todos los pagos laborales y sociales estén por encima del nivel mínimo de vida.
A lo cual debemos añadir:
-derecho a formar sindicatos en cada centro laboral, independientes y no verticales, o sea, que patronos y dirigentes no puedan ser parte de ellos;
-derecho a la huelga, para todas las clases trabajadoras (con excepciones socialmente consensuadas);
-obligatoriedad del convenio colectivo de trabajo para todo centro laboral;
-prohibición de contratos laborales no-escritos;
-libertad de expresión, creación, pensamiento, autoorganización y acción social solidaria, y siempre respetuosa de todos los derechos de lxs demás.

4. Toda la sociedad cubana tiene derecho a que sus voces se oigan a través de los medios públicos, y no solo las que representan a la oligarquía decisora y las de quienes esa oligarquía decisora selecciona para aparentar "diálogo".

5. La pelea contra la muerte que hemos vivido demuestra que podemos autoorganizarnos por encima de brechas ideológicas y frente a quienes han optado por bloquear, acaparar y precarizar. Creemos que el mejor futuro del pueblo está en esa autoorganización, también para el trabajo, el aprendizaje y la digna satisfacción de las necesidades de todxs por el trabajo de todxs.

6. Todos los totalitarismos deben ser combatidos.

7. No somos un país pobre, sino empobrecido. Quienes trabajamos en Cuba, hoy por salarios insuficientes, sin acceso siquiera a los productos básicos, vendidos en moneda extranjera por la oligarquía (con privilegios muy por encima de las mayorías que luchan por subsistir), sabremos crear un país mejor. Somos un pueblo que lucha. Esa lucha y esa creación no deben ser interferidas por oligarquías decisoras extranjeras ni nativas. #AbajoElBloqueo de los Estados (Unidos o no) contra el pueblo de Cuba.

Taller Libertario Alfredo López (colectivo miembro de la Federación Anarquista de Centroamérica y el Caribe), Región Cuba, 24 de septiembre de 2021.

Espacio de inter-acción de ideas y personas anarquistas y afines, desde Cuba y adscrito a la Federación Anarquista de Centroamérica y el Caribe