La Patria y los trabajadores

Por Enrique Roig San Martín

“(…) Grandes, muy grandes atractivos tiene para nosotros esta tierra, en donde nos cupo en suerte el nacer, mas a la vez hemos rendido fervoroso tributo para la dignidad y engrandecimiento de ella, pero en el conocimiento de que el engrandecimiento de una tierra es el de sus habitantes, en vano hemos interrogado al llamado arte de la política sobre en qué lugar de su repertorio se esconde la solución del problema económico, que tan sin piedad nos tiraniza y en vano, siempre hemos tenido la callada por respuesta.

Cuando mucho y más, y dicho con la timidez del que sabe que no dice una verdad, ha solido contestar algún que otro falsificador de argumentos: ´sois unos ignorantes, por medio de la política lograreis abaratar los artículos de consumo, lo que equivale para vosotros a un aumento del jornal´, mas esto no pasa de ser un sofisma.

No es cierto que el abaratamiento de los artículos de consumo equivalga a un alza de los jornales, pues estos guardan siempre relación con aquellos, encareciéndose o abaratándose, a medida que los medios de subsistencia se encarecen o abaratan también. Cierto que no puede suceder de otra manera, puesto que colocar al pueblo trabajador en condiciones desahogadas equivaldría a suicidarse las clases dominadoras.

Es pues forzoso, en tanto sea la política la encargada de nivelar las cosas, que giremos eternamente dentro de un círculo vicioso. Pero (…) concediendo que por la política hemos de alcanzar un día, siquiera indirectamente un alza en los jornales, ¿deberá limitarse a eso nuestras aspiraciones?...seguramente que no.

En tanto seamos los asalariados, en tanto dependamos de un jornal, nuestra ´dignidad y engrandecimiento´ habrán de estar a merced de los acaparadores de nuestro sudor; y no es digno, al menos así lo creemos, el dirigir nuestros esfuerzos al sostenimiento de un orden de cosas que nos envilece (…) pero ¡la patria!... ¡Ah, la patria!... ¿y la dignidad y el engrandecimiento de la tierra que nos vio nacer?...

Pero ¿qué entendemos por dignidad de la patria? ¿Es su independencia?
¡Perfectamente!, sólo que en esto, como todo en política, no hay sino un abuso de palabras. ¿Es que la independencia de la patria consiste en tener un gobierno propio, en no depender de otra nación, etc., etc., aunque sus hijos estén en la más degradante esclavitud?... ¿o es que puede haber hijos esclavos dentro de una patria ´digna, grande, feliz e independiente´?

No acertamos a explicarnos las cosas de ese modo. Creemos que la patria la constituyen sus hijos y que no hay patria libre si mantiene en su seno hijos esclavos, importando poco para el caso que el que los esclavice sea el extranjero o sus propios conciudadanos: el hecho es el mismo

(…) En vano es que se nos hable de patria y libertad si no se empieza por asegurarnos nuestra independencia individual, que no estamos por redimir a la patria quedando todos esclavos.

El grado de independencia de la patria lo apreciamos por la cantidad de independencia que disfruten sus hijos, y ya hemos dicho que no hay patria libre con hijos esclavos."

Publicado en el No.10 de Tierra Nueva y luego reproducido por el Taller Libertario Alfredo López en homenaje al aniversario de muerte de Enrique Roig.

Espacio de inter-acción de ideas y personas anarquistas y afines, desde Cuba y adscrito a la Federación Anarquista de Centroamérica y el Caribe

Espacio de inter-acción de ideas y personas anarquistas y afines, desde Cuba y adscrito a la Federación Anarquista de Centroamérica y el Caribe